sábado, 23 de diciembre de 2006

FELIZ NAVIDAD


No os preocupéis, no me he intoxicado con las luces que nos rodean por todas partes. No pretendo hablaros de los sentimientos que deberían aflorar en estas fiestas, sino de una gran película que en España, como suele suceder con el cine europeo, no provocó muchos comentarios mientras estuvo en cartel en 2005. Debido a eso, y a que yo sí creo que “Feliz Navidad” es una cinta capaz de suscitar grandes reflexiones, quería presentarla a todo aquel que aún no la haya disfrutado.
Su guión se inspira en una historia real ocurrida durante la navidad de 1914 en las trincheras de la recién comenzada I Guerra Mundial. Los bandos francés, alemán y escocés deciden tomarse una tregua durante esas fechas para poder enterrar a sus muertos. Esa tregua cambiará su visión del por qué de la guerra y, en especial, su idea de los que consideraban sus enemigos.
Pese a lo que pueda parecer, no es una película ñoña que aprovecha las fechas navideñas para predicar grandes ideales. Tampoco es una película bélica en la que se vean héroes. Es clásica y elegante. Se aprovecha de un hecho simple para desarrollar un tema profundo. Aunque la guerra es el tema inicial de “Feliz Navidad”, el director, Christian Carion, nos ofrece una visión más humanizada y sutilmente política de lo que significa estar en las trincheras, consiguiendo un alegato anti-belicista, y que al mismo tiempo nos emociona.
“Feliz Navidad” está respaldada, no sólo por una buena historia y un gran guión, sino por un correcto Christian Carion y actores tan contundentes como Daniel Brühl, Guillaume Canet, Diane Kruguer o Gary Lewis.
“Feliz Navidad” se merece que le deis una oportunidad y un hueco en este blog.

2 comentarios:

LA VIDA EN 35 MM dijo...

escudriñando me encontre esta hermosa joya... un gran blog que sin duda dejaré entre mis favoritos...

desde Chile un gran saludo

y esperaré tus actualizaciones

Spaulding dijo...

Efectivamente, una excelente película. Y además, felizmente, una coincidencia crítica entre este blog y el mío.

Un abarazo, buena gente.