jueves, 1 de febrero de 2007

"Bobby"


"Bobby" es la última película del actor, director y guionista Emilio Estévez. En ella se recrea lo acontecido la noche del 5 de junio de 1968 en el “Hotel Ambassador”, donde fue asesinado el senador y candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Robert F. Kennedy.

Bobby es un película coral, con un reparto impresionante, en el que figuran actores de la talla de Martin Sheen, Anthony Hopkins, William H. Macy, Laurence Fishburne,...aunque a decir verdad, por encima de todo el elenco destacan las interpretaciones femeninas, con unas excepconales y atractivas Sharon Stone y Demi Moore y una estupenda y sorprendente Lindsay Lohan. Estévez nos muestra un mosaico de personajes, con historias paralelas, que esa fatídica noche del 5 de junio se dan cita en el “Hotel Ambassador” donde se celebraba la victoria de Bobby en su carrera hacia la nominación demócrata tras ganar las primarias en California. El cineasta, de ancestros gallegos, presenta estas historias y personajes como una radiografia de la sociedad norteamericana de la época. Problemas de racismo, guerra del Vietnam, primeras experiencias con las drogas... aunque a mi modo de ver (quizás esté siendo un poco exigente) Estevez no consigue su objetivo. La mayor parte de los personajes y sus historias resultan aburridas y poco trabajadas, superficiales. Da la sensación de que no son más que una excusa para contar lo que realmente le interesa, que es lanzar un mensaje: recordar la tragedia que sufrió la América que luchaba en los años sesenta por los derechos civiles de los más desfavorecidos, primero con el asesinato de Martin Luther King, y luego con el de un hombre con grandes ideales y popularidad como Robert F. Kennedy. Por otro lado, el clima de homenaje que sacude todo el film es excesivo y cargante, con múltiples momentos en los que la figura del jóven Kennedy aparece como el “salvador” de todos los males para una sociedad convulsionada por los conflictos sociales e ilusionada por el cambio.

Yo creo que Emilio Estevez se ha equivocado al rodar una película sobre Bob Kennedy. Habría tenido más sentido hacer un documental. Este genero le hubiese permitido profundizar más en la figura y pensamientos del carismático político, y en una época muy interesante de la historia de los EEUU. Sobran las historias y los personajes que le sirven para recrear la noche del asesinato. Yo me quedo con la figura de Kennedy, tanto es así, que lo más destacable de la película son los discursos y entrevistas de Bobby, que muestran a un político preocupado por el conflicto racial, las desigualdades sociales, la guerra de Vietnan y la conservación del medio ambiente. Un discurso muy actual y progresista que es raro encontrar en los mandatarios norteamericanos de hoy en día. Mientras escuchaba en el cine las palabras Robert Kennedy me asaltaron varias dudas: ¿que habría pasado si no lo hubiesen matado?, ¿Habría salido elegido presidente de los EEUU?, ¿Habría cumplido sus promesas? Ya sé que nunca podremos responder a esto pero podría haber cambiado el curso de la Historia. Otra cosa positiva que le veo al film es que puede ser un buen modo de empezar a conocer a un personaje y una época algo remotas para jóvenes generaciones, pero muy interesante y trascendental para entender la situación actual del mundo. Ha pasado mucho tiempo pero en el fondo seguimos con los mismos problemas.

Bobby es un film político y con mensaje. No creo que pase a la historia como una gran película pero quizás sí tenga cierto valor hoy en día, y sirva para que los que están en el poder y los ciudadanos de a pie recuerden que existen otras formas de hacer política. Emilio Estevez ha querido hacer un homenaje a un gran hombre pero tambien lanzar una reflexión sobre la situación política que vive EEUU y el mundo en general. Buenas intenciones si, pero no sé si buen cine.

2 comentarios:

Cinéfila dijo...

Lo que más me ha gustado de esta peli son esos minutos finales. la tragedia y sus consecuencias inmediatas, bañadas por un excepcional y esperanzador discurso de Bob Kennedy.
Coincido contigo en que las que mejor están son Sharon Stone y Demi Moore, ésta última la que más me sorprendió.

lumpi dijo...

La vi el domingo por la tarde y no me convenció esta película. Mucho mensajito y poco profundizar en las historias que eran bastante interesantes.
Saludos y ya sabéis que aquí tenéis a una fiel seguidora de este blog