jueves, 11 de enero de 2007

"BABEL"

ARGUMENTO

Tres lugares lejanamente separados entre sí: Norteamérica, Marruecos y Japón; con costumbres e idiomas completamente diferentes. Sin embargo, estos tres puntos distantes en el mundo se congregan a través de tres historias conectadas: una mujer americana sufre un disparo accidental de un niño marroquí y su marido hará todo lo posible por salvarla; los hijos de este matrimonio deben acompañar a su nana mejicana a la boda de su hijo para no quedarse solos; una adolescente japonesa y sordomuda que se siente incomprendida en una ciudad tan superpoblada como Tokio. Historias ligeramente vinculadas que hablan de lo mismo: la incapacidad del ser humano para comunicarse con sus semejantes.

CRÍTICA

Y el Señor se dijo: “Voy a bajar a confundir su idioma, para que no se entiendan más los unos a los otros”. De este modo, el Señor los dispersó de allí por toda la Tierra y dejaron de construir la ciudad. Por eso se llamó Babel, porque allí confundió el Señor la lengua de todos los habitantes de la Tierra, y desde allí los dispersó por toda su superficie. (Gn, 11; vs. 7-9)

Así relata la Biblia los acontecimientos que rodearon a la construcción de la ciudad de Babel, una ciudad cuya torre llegaría hasta el cielo. Por tal pretensión, los hombres quedaron condenados a no entenderse los unos a los otros. Así de sugerente resulta el título de la última película del director mejicano Alejandro González Iñárritu; finalizando así su tríptico fílmico dedicado a la incomunicación, que se completa con las anteriores obras: “Amores perros” y “21 gramos”.

La que supuestamente se esperaba como la cúspide de la torre que el propio Iñárritu se había construido resultó igual de pretenciosa que la del relato bíblico. El director se superó a sí mismo en “21 gramos” y nos dio a entender que con su próxima película iba a volver a hacer lo mismo: mayor inversión, reparto estelar, más localizaciones (lo cual suponía un mensaje más universal), Palma de Oro en Cannes al Mejor Director... los argumentos para pagar por ver esta película no podían ser mejores.

No obstante, el espectador, al principio hechizado por la magnífica puesta en escena, las interpretaciones y la precisa dirección; no puede evitar captar una ligera vacuidad en el argumento a medida que avanza la (larga) película. El público comienza a descubrir algunos puntos artificiosos en el guión de Arriaga y se pregunta sobre el sentido de alguna de las historias (voy a concretar, el relato de la japonesa es el que mejor ejemplariza la incomunicación, pero peca de un nexo pegado con cola, posee una historia poco aprovechada y bañada por una inexplicable obscenidad).

A pesar de todo, la película funciona. Se dan varias escenas en las que impera el dramatismo y algunos momentos pueden poner a más de uno los pelos de punta. Las interpretaciones son magníficas, por parte de todos los actores: en el caso de Brad Pitt; éste logra transmitir la tensión de su personaje, pero sobre todo destaca Cate Blanchett; su personaje consigue mantener en vilo al espectador durante toda la película. En cuanto a la dirección, Iñárritu trata de transmitir con éxito al espectador esa sensación de un mundo descolocado, a través de planos desencuadrados, movidos y en ocasiones obstruidos por elementos compositivos.

Éste es, principalmente, el problema de la película, ante un paquete tan grande jugosamente ornamentado, el espectador se espera una historia digna de tal envase, pero no es así. Al igual que los habitantes de la ciudad bíblica, las historias no logran comunicarse entre sí del todo y no acaban de terminar su codiciada torre, que tan alto pretendía llegar. Pero, aun así, no tiene desperdicio: sus intenciones son buenas y sinceras, ya que nos invita a reflexionar sobre cuestiones interesantes y actuales. Algo muy necesario para nuestra “babelizada” (o “bobalizada”) civilización.

5 comentarios:

Salome dijo...

Hola a todos!

En general estoy de acuerdo con la critica de Vulcano.Sin embargo a mí la pelicula me decepcionó bastante.El tema de la incomunicación (teoricamente el tema central!!) creo que se trata superficialmente.Mas que incomunicacion parece que trata de como el eoismo mezclado con una serie de casualidades desafortunadas puedes j.. la vida de mucha gente que ni siquiera conoces. La historia de la japonesa queda un poco colgada y con muchos cabos sueltos. En mi opinion lomejor de la pelicula son las trampas del director que te llevan a pensar en que los personajes sufren más desgracias de las que al final,cuando lo piensas al salir del cine, les ocurren.La mejor: la parte mejicana (quizás porque es la más familiar y en la que el director ya tenía experiencia?)

Cinéfila dijo...

Bienvenida Salo!!
Acabo de llegar del cine. Mis primeras sensaciones son que no me ha gustado tanto como las otras 2,(Amores perros y 21 gramos).
Opino parecido a Salomé,la historia de la japonesa ha sido metida en la peli con calzador (como argumento de un corto hubiera estado muy bien). Me pareció forzado el nexo de unión de la historia japonesa con las demás historias.
Por otro lado, no he visto la obscenidad que dice Vulcano, más bien inocencia y miedo al rechazo.
La historia de los mexicanos también me gustó, sobretodo el giro angustiante del final.
En cuanto a la historia del matrimonio de americanos, destacaría esa sensación (muy bien expresada) que transmiten tanto la mujer(al principio) como los otros turistas, de incomodidad y desconfianza ante una cultura de la que sólo han oído hablar en la televisión, y que consideran tercermundista. Parecen creerse en un plano superior, y miran a los marroquíes como si no fueran seres humanos.
La historia de la familia marroquí, es quizás en la que menos se profundiza, aunque destaco las actuaciones de los niños que son soberbias.

woody dijo...

Coincido con las opiniones expresadas aquí. Babel es la entrega menos lograda de la trilogía (Amores Perros y 21 gramos) creada por Iñárritu y Arriaga. Yo también creo que en Babel el tema de la incomunicación es tratado de forma demasiado superficial. Para no repetir argumentos ya expuestos por Cinéfila, Salomé y Vulcano sólo comentaré que lo que más me ha gustado de la peli son determinados momentos dentro de las tres historias que nos cuenta el director mexicano. Destaco especialmente la escena en que Brad Pitt habla por teléfono con su hijo. Es emocionante y por sí sóla casi salva la peli entera. Pitt demuestra lo que puede dar como actor y Iñarritu muestra su talento para expresar los sentimientos de las personas. Otro gran momento de la peli es la sensación angustiosa que trasmite la historia de la niñera mexicana en el desolador desierto fronterizo entre USA y México.

Saludos.

Balcius dijo...

En general estoy de acuerdo, pero se habla de lo bien que actuan Pitt y Blanchet, y creo que la historia es tan plana y acaramelada que no se les da verdadero espacio para actuar si quiera.

La historia japonesa, siendo la que menos relación tiene con el todo que pretende ser la película, es la única que me resulta interesante, la única que habla de veras de barreras a varios niveles. Las otras se quedan a medias, y no acaban de definir verdaderas vallas, todas tienen algún happy ending que las salva, que nos salva de la incomprensión, y Babel es, debe ser, el reino de un caos de incomprensiones. Se queda por tanto en la complacencia y no ahonda.

¿Nadie se ha dado cuenta? Babel no es más que un remedo de una fantástica, aunque extraña, película francesa. Me refiero a Código Desconocido, de M. Hanneke. Lo digo porque en ella también se plantean las barreras de las culturas, las lenguas y las circunstancias personales, muchas historias ligadas por un solo acontecimiento, sordomudos (con que comienza y termina la película) y destinos más barajados que cruzados.

La diferencia es que Hanneke sí llega hasta el final, dejando claro que no solo es imposible lograr la comunicación entre las personas, sino que además es imposible contar su historia, pues nunca conseguiremos entenderla si no es mediante una traducción, una dulcificación que la aleje de la realidad. Nos deja sin ninguna esperanza.

Cinéfila dijo...

Hola Balcius!
Estoy de acuerdo contigo en que la historia japonesa es la más interesante si se mira de manera individual. Por otro lado, no he visto la peli "Código desconocido", pero me la apunto y ya te daré mi opinión.
Respecto a Pitt y Blanchett, hay momentos de su historia que es cierto que me aburrieron, aunque para mi lo más interesante fue ver el egoísmo de los otros viajeros, que creó en algún momento una situación asfixiante para el personaje de Pitt.