miércoles, 13 de diciembre de 2006

Deadwood: vuelve el salvaje oeste

No solo de cine vive el hombre/la mujer...
Gracias al buen momento que viven las series de televisión made in USA, podemos disfrutar de esta pequeña obra maestra: DEADWOOD, es la apuesta del productor David Milch (Los Soprano, A dos metros bajo tierra, The Wire...) para la HBO, máximo exponente, hoy en día, de lo que es hacer televisión de calidad sin que el espectador cambie de canal.
La serie es bastante fiel a la realidad. En el estado norteamericano de Dakota del Sur existe un pueblo llamado Deadwood, que fue fundado en la segunda mitad del siglo XIX por los primeros colonos que ocuparon los territorios del oeste arrebatados a los indios. En la serie se aprovechan acontecimientos y personajes históricos para recrear la vida de aquellos hombres y mujeres.
Deadwood nos relata el origen y crecimiento de un pueblo en dónde no existe la ley, puesto que se asienta en un territorio cedido recientemente por los indios, un buen lugar para que muchos inicien una nueva vida y dejen atrás su pasado.
Se narran las andanzas de todo tipo de personajes (pistoleros como el famoso Willie Bill Hickok, Seth Bullock o Calamity Jane, mafiosos como Al Swearengen o E. B. Farnun, comerciantes como Sol Star, prostitutas, forajidos...), de toda clase social, raza y religión, que junto con las luchas por aunar poder y propiedades de los mafiosos y comerciantes, conforman una elaborada trama de la que es dificil desengancharse.
La calidad de los diálogos, la ambientación, unos personajes bien modelados, un espléndido reparto y la recreación de la vida de aquellos aventureros, que partían hacia los nuevos territorios conquistados para escapar de viejas deudas y hacer fortuna con la búsqueda de oro y otros negocios, son algunos de los ingredientes más interesantes para seguir esta excepcional serie.

1 comentario:

patxi dijo...

Hola Blogers,amo esta serie es buenísima, me encanta que hayáis hablado de ella.
Un saludo y buen blog, sí señor